Antonio Zapata: "Sin la Reforma Agraria, Sendero Luminoso hubiese sido más fuerte" - INTI Noticias

Información sobre la actualidad nacional e internacional.

Titulares

Post Top Ad

10 de octubre de 2019

Antonio Zapata: "Sin la Reforma Agraria, Sendero Luminoso hubiese sido más fuerte"


La revolución y la tierra es una película documental que retrata un proceso crítico en el Perú. En 1968, Juan Velasco Alvarado daba un golpe de estado y se instauraba el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas. Un proyecto que traería consigo diversas reformas que cambiarían la historia que se venía contando hasta ese entonces.



Al año siguiente, el 24 de junio de 1969, se promulgaría el Decreto Ley N° 17716 o mejor conocida como Ley de Reforma Agraria. Dicha reforma implicaba la expropiación de las tierras a los grandes hacendados para que fueran redistribuidas entre el campesinado que la hacían producir.

Claramente las medidas tomadas habían causado diferente tipo de reacciones. Por un lado estaban quienes se sentían usurpados y condenaban el gobierno, y por otro quienes consideraban que se estaba ejerciendo un acto de justicia.

Por ello la necesidad de la cinta dirigida por el cineasta Gonzalo Benavente, ya que nos explica este lapso temporal desde diferentes perspectivas. Un trabajo fundamental para poder entender y replantear la discusión entorno al tema.


Es así, que luego de una ardua labor de rodaje, por fin se estrena el proyecto ganador del Concurso Nacional de Largometrajes Documentales del Ministerio de Cultura. Una alternativa para ir al cine y conocer la historia en las salas de cine.

"Sin la Reforma Agraria, Sendero Luminoso hubiese sido más fuerte"

Antonio Zapata es historiador, catedrático y columnista. También fue conductor de televisión, lo que podría adivinarse por la facilidad con la que habla ante un micrófono o una cámara. RPP Noticias habló con él sobre Sendero Luminoso y de la Reforma Agraria, a propósito del nuevo aniversario del golpe de estado de su gestor, Juan Velasco Alvarado, el 03 de octubre.

A partir de lo ocurrido en las últimas semanas con Sendero Luminoso y el reciente aniversario del golpe de estado de Juan Velasco Alvarado, hay quienes dicen que el auge de Sendero Luminoso (1980-92) hubiese sido más fuerte si no se daba la reforma agraria (1969). ¿Qué piensa de esta corriente de opinión?

Creo que tienen razón. Aunque es muy difícil saber qué hubiese “pasado si”, en realidad es una especulación, y uno puede especular en una dirección u en otra; pero ante la pregunta, yo comparto la idea. Si no hubiera habido una reforma agraria de Velasco y el campesinado hubiera tenido encima suyo a los gamonales y terratenientes de antaño, probablemente una ideología como la de Sendero Luminoso hubiera tenido mayor poder de atracción, mayor capacidad de ganarse el campesinado para su causa. En fin, la guerra campesina, habría sido de una dimensión muy superior. Pero como digo, en realidad es una especulación, no se sabe.

Justamente, Colombia es uno de los pocos países donde no hubo reforma agraria y allí la guerrilla de las FARC tuvo más llegada o logró obtener más poder en los pueblos campesinos a partir de esto.

Bueno, ese caso es muy diferente al peruano, porque en Colombia hay muchas tierras vírgenes que han sido objeto de colonización, grandes migraciones internas hacia tierras de colonización. La realidad agraria de antiguas haciendas tradicionales con problema indígena, con intenso racismo era propia de la sierra peruana, no es el caso idéntico al de Colombia.

Hablando un poco sobre la reforma agraria, hoy se tiene la idea que fue una iniciativa propia de Velasco. ¿Es cierto que en esa época la opinión mayoritaria era que sí debía darse una reforma como esta?

La reforma agraria venía siendo una consigna ampliamente consensual desde hace por los menos 20 años. Ya se habían dado varios procesos de reforma agraria. La Junta Militar de Gobierno de 1962-63 decretó una primera reforma agraria para el valle de La Convención (Cusco), allí donde ya había actuado Hugo Blanco. El gobierno de Fernando Belaunde Terry en 1964 promulgó una primera ley de reforma agraria que se llevó delante de forma un poco tímida, tibia, y luego vino la Ley de Reforma Agraria de Velasco. De modo que no solamente hubo un amplio consenso sino que ya había iniciativas legales del Estado en esa dirección.

¿Entonces en qué falló?

Principalmente, la forma en cómo se asociaron las organizaciones de cooperativas en la costa y las SAIS (Sociedades Agrícolas de Interés Social) en la sierra, que no tomaban en cuenta la voluntad ideal del campesino de poseer tierra ni la complejidad de una operación agrícola. Juntaron a mucha gente que no tenía intereses comunes y dentro de las cooperativas nunca llego a haber una marcha regular, ordenada, de productividad.

¿Hubo una intención de ayudarlos pero no hubo comprensión de cómo funcionaba el campesinado?

Las empresas asociativas fueron un fracaso. Fueron mal llevadas, en sí mismas parece que no eran un régimen adecuado para llevar adelante la producción de la tierra.

En Cajamarca está el caso de la Granja Porcón, donde la reforma agraria sí funcionó. Hasta  hoy funciona como una asociación y fue iniciativa de un pastor evangélico.

La Granja Porcón tuvo que ver con evangélicos, claro. En ese caso es una cooperativa donde los socios tienen una ideología religiosa en común. Hay entre ellos una identidad. Eso era lo que faltaba en las otras cooperativas, se había mezclado gente muy diversa: algunos campesinos sin tierras, algunas comunidades en la sierra, zonas muy atrasadas tecnológicamente con otras de tecnología muy moderna. Al juntar toda la producción y gente campesina que estaba involucrada en las diversas áreas, al final esas cooperativas no funcionaban bien. Eran por terreno muy disputado, de muchas broncas, de muchos conflictos, nunca lograron funcionar como empresa productiva.

Finalmente, para volver al tema de Sendero Luminoso. Hoy se habla mucho de ellos y cómo combatirlos. Durante la época del terrorismo hubo tres jefes de Estado, ¿cuál cree que hizo una mejor labor luchando contra ellos y qué presidente hizo la peor?

Durante el gobierno de Alan García se creó el GEIN (Grupo de Inteligencia del Perú), que al final fue el que atrapó a Abimael (Guzmán). En esa época también se adoptó por parte del Ejército Peruano el manual de guerra que llevó finalmente a la victoria, que es el que incluye la relación con las rondas campesinas. Las dos estrategias principales: la labor policial por un lado y la estrategia militar en el campo don las rondas, fueron adoptadas durante el gobierno de Alan García. Alberto Fujimori tiene el mérito de haber continuado con estrategias que estaban llevando a la victoria y consumarla. Belaunde tiene la disculpa de haber sido el primero, de verse impactado por el fenómeno, de no saber cómo enfrentarlo y de habérselo ido de las manos.

RPP: Nota originalmente publicada el 06 de octubre de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad